Reacciones adversas asociadas a nuevos macrólidos

Los macrólidos representan el 10-15% del mercado mundial de antibióticos orales. Recientemente se han desarrollado nuevos macrólidos, como la azitromicina y la claritromicina, que añaden además diferencias en el espectro de acción antibacteriana, lo que ha promovido su utilización en otras indicaciones, como en infecciones por micobacterias atípicas en pacientes con infección por VIH y en la erradicación de H. pylori. Los macrólidos son uno de los grupos de antibióticos más seguros y las reacciones adversas graves son muy raras. Las reacciones adversas más frecuentes son las gastrointestinales ,que suponen el 15-20% en el caso de la eritromicina y el 5% en el de los nuevos macrólidos. La intolerancia gástrica puede ser un reflejo de su efecto estimulante sobre la motilidad intestinal, debido a la liberación endógena de motilina. La hepatotoxicidad está relacionada con la capacidad de algunos macrólidos de inducir nitrosoalcanos. La frecuencia de aparición de hepatitis colestática con eritromicina se ha estimado en un 2-4%; el potencial hepatotóxico de otros macrólidos es menor.

La aparición de ototoxicidad está bien establecida aunque es muy rara; la función auditiva es la más afectada en relación únicamente con dosis elevadas y es generalmente reversible. Las reacciones psiquiátricas se encuentran entre los efectos adversos esporádicamente asociados con su administración, aunque su relación causal y su mecanismo no están bien establecidos. Los primeros casos no se publicaron hasta 30 años después de su comercialización. Los síntomas descritos en los casos asociados a eritromicina son confusión, paranoia, alucinaciones visuales, temor, falta de control y pesadillas. Dichos efectos se han visto incluso con dosis convencionales en las 12-24 horas desde el inicio del tratamiento con resolución en los días siguientes de la retirada o de la reducción de la dosis al 50%. En concreto, en la ficha técnica de la claritromicina figuran los siguientes efectos adversos psiquiátricos: ansiedad, insomnio, pesadillas, confusión y alucinaciones (con una frecuencia de entre 1/100 y 1/1.000 pacientes) y desorientación, psicosis y despersonalización (entre 1/1.000 y 1/10.000 pacientes). No consta el tipo de psicosis que se ha descrito con el fármaco y no figuran específicamente los episodios de manía.

Para mayor información de este tema ingrese a la página de documentos (esquina superior derecha de esta página) y haga click en: “Reacciones adversas psiquiátricas asociadas a nuevos macrólidos. A propósito de tres casos”


Publicado por: Carlos Iguardia
.

Anuncios

Ninguna respuesta to “Reacciones adversas asociadas a nuevos macrólidos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: