Faringitis Crónica y Macrólidos, ¡un caso extraño!

Esta es una curiosa e interesante observación clínica que se ha dado, paradójicamente, por una dudosa utilización de los macrólidos por parte de algunos médicos en pacientes con faringitis crónica.

Pharyngitis.jpg

Esta observación fue realizada por A. Rosell Cervilla y compañeros del servicio de otorrinolaringología del hospital de Hellín, en Albacete, España:

<<El mal (dudoso, si se quiere ser benévolo) empleo de los antibióticos en el tratamiento de la faringitis crónica por gran parte del colectivo médico es muy conocido por todos nosotros. En nuestras consultas hemos visto enfermos que nos visitan desesperados pensando que tienen una infección imposible de erradicar al no mejorar tras haber tomado varios envases de antibióticos. Estos tratamientos, además, les producen en muchas ocasiones efectos secundarios, lo que refuerza sus ideas sobre lo mal que se hallan. Habitualmente solventamos estas situaciones informando al paciente de la naturaleza inflamatoria intermitente -y no infecciosa-de su proceso, retirándoles los antibióticos y prescribiendo hidratación y algún AINE durante unos días si la faringitis crónica se halla en fase aguda. Sin embargo, en los últimos meses nos hemos encontrado con pacientes en la consulta que, de entre los múltiples tratamientos a los que han sido sometidos por su médico de atención primaria, refieren haber mejorado mucho tras la toma de alguno de los nuevos macrólidos. Esta observación, hecha por los propios pacientes, apoya sus creencias sobre la naturaleza infecciosa de sus molestias faríngeas y les hace más resistentes a admitir nuestra explicación sobre la naturaleza inflamatoriade su faringitis. La eficacia del fármaco provoca, además, que el paciente solicite que se le siga recetando en las fases agudas de la enfermedad. No lo hacemos porque pensamos que es correcta la actitud general de la mayoría de los otorrinolaringólogos de no emplear antibióticos en el tratamiento de la faringitis crónica. Sin embargo, la observación clínica de que los macrólidos parecen mejorar los síntomas de algunos de estos pacientesnos ha planteado una serie de cuestiones que pasamos a exponer.

La primera pregunta evidente es: ¿La faringitis crónica puede tener un factor etiológico infeccioso aún no reconocido que responda al uso de macrólidos? En una revisión que hemos hecho de la literatura hemos encontrado dos artículos1, 2 escritos por un grupo sueco que dice que la Chlamydia pneumoniae puede ser un agente etiológico de la faringitis crónica y que dicha faringitis se resolvería tras tratamiento antibiótico adecuado (macrólidos concretamente). Sin duda, se trata de un hallazgo muy interesante, ya que cada vez hay más evidenciade que Chlamydia pneumoniae puede estar implicadaen el inicio y desarrollo de ciertas enfermedades crónicas no consideradas actualmente de etiología infecciosa como la aterosclerosis y el asma3. Aunque siempre hay que ser prudentes, debemos mirar con respeto cualquier posible relaciónentre ciertos patógenos y entidades clínicas aparentementeno infecciosas. ¡Quién nos iba a decir hace años que la úlcera gástrica tenía relación con una bacteria (Helicobacter pylori)! No obstante, sin poder negar rotundamente su utilidad antimicrobiana, pensamos que la eficaciade los macrólidos en la faringitis crónica puede deberse principalmente a sus favorables propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras no relacionadascon su actividad microbiológica que justifican ya su uso en procesos o enfermedades como el asma, la exacerbación de la bronquitis crónica, la panbronquiolitis difusa o la sinusitis crónica4.

En este punto, la pregunta es ¿macrólidos o AINESpara controlar las fases agudas de la faringitis crónica? Nosotros pensamos que de momento los macrólidosno se deben usar por varias razones.

Enprimer lugar, y la más importante, porque a diferencia de otros procesos crónicos no hay suficiente evidencia científica para ello. Antes de nada, habría que diseñar estudios que confirmaran la observación clínica sobre su utilidad en la faringitis crónica y, una vez confirmada, compararla con los AINES. Pero aún en el caso de que fueran mejores, el uso generalizado de macrólidos en la faringitis crónica tendría inconvenientes tales como su precio, favorecer el incremento de las resistencias bacterianas en infecciones respiratorias y sus numerosas interacciones farmacológicas. A diferencia de otras patologías crónicas como el asma, la bronquitis o la sinusitus, la faringitis crónica presenta leve morbilidad y nula mortalidad y puede ser controlada aceptablemente con medidas higiénicas, dietéticas y AINES5.

En resumen, debemos seguir transmitiendo a nuestros compañeros de atención primaria que no deben tratar las faringitis crónicas con ninguna clase de antibióticos, a pesar de que se hayan dado cuenta de que los macrólidos parezcan beneficiosos. Pero al mismo tiempo, creo que los otorrinolaringólogos nos hemos equivocado al transmitirles nuestra poca simpatía por esta patología, lo que hallevado a muchos médicos de familia a tomarla como algo banal.

El problema de la faringitis crónica es su diagnóstico diferencial con patologías más graves, lo que requiere una completa y cuidadosa historia y exploración ORL que lamentablemente a veces nadie tiene la suficiente paciencia de hacer.

Esta fase diagnóstica, junto al consejo médico (incluida la explicación de que los macrólidos alivian la faringits crónica probablemente por su capacidad antiinflamatoria), son el pilar del tratamiento. Y a menos que los médicos de familia sepan hacer una exploración ORL correcta completa, ningún protocolo de actuación impuesto con fines económicos puede negarle éticamente a un paciente con síntomas de faringitis crónica a ser valorado, cuando lo precise, por un especialista ORL.>>


Referencias:

A. ROSELL CERVILLA, F. J. GARCÍA PURRIÑOS, J. CALVO MOYA. 2002.  Acta Otorrinolaringológica Española. SERVICIO DE OTORRINOLARINGOLOGÍA. HOSPITAL DE HELLÍN. ALBACETE.    http://acta.otorrinolaringol.esp.medynet.com/actaotorrino14/441-443.pdf

1.- Falck G, Engstrand I, Gad A,Gnarpe J, Gnarpe H, Laurila A. Demostrationof Chlamydia pneumoniaein patients with chronic pharyngitis.Scand J Infect Dis 1997; 29:585-589.2.- Falck G, Heyman L, Gnarpe J,Gnarpe H. Chlamydia pneumoniaeand chronic pharyngitis. Scand J InfectDis 1995; 27: 179-182.3.- Gomis Gavilán M, Ledesma Martín-Pintado F, Sánchez Artola B, LopezArceo J. Enfermedades producidaspor Chlamydia pneumoniae.Med Clin, Monogr 2001; 2: 54-60.4.- Prieto Prieto J, Sevillano FernándezD, Calvo Zamorano A. Propiedadesadicionales de los macrólidos.Med Clin, Monogr 2001; 2: 72-79.5.- Hahn R. Clinical evaluation offlurbiprofen alone and plus ampicillinin chronic pharyngitis in acutephase. Int J Clin Pharmacol Res1986; 6: 81-86.

Por hernandezgalindo

Anuncios

Una respuesta to “Faringitis Crónica y Macrólidos, ¡un caso extraño!”

  1. se debe tener cuidado e informar al medico sobre el riesgo que corre el paciente de sufrir resistencia a macrólidos, ya que se cree que cura la enfermedad pero está solo palia el dolor se debe tomar mas en cuenta la importancia que merece la faringitis crónica


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: